¿PARA QUÉ SIRVEN LOS PARTIDOS POLÍTICOS?

De cierta forma, ésta es la respuesta a un analista político que participó en el programa "Hora 20" de la cadena radial Caracol. El decía que la política se hacía sin partidos políticos, que ellos no eran necesarios, que eran dinosaurios del pasado.
Bueno para este analista político le tengo un par de comentarios sobre su posición. Los partidos políticos son necesarios en la democracia, la democracia de hecho se construye a partir de estas agrupaciones, para que los ciudadanos puedan delimitar con claridad las ideas de quienes llegan al poder, para alcanzar un mecanismo de construcción de liderazgos, para brindarle al sistema una ayuda en el sistema de frenos y contrapesos.
Los partidos políticos sí son necesarios en una democracia, eso se sabe desde la época de los griegos, desde la naciente democracia británica en el siglo XIII, desde la revolución francesa. Los partidos políticos sustentan la democracia, la construyen, la defienden. En algunos casos los partidos se han convertido en grupos clientelistas, pero son un mal necesario o un bien que hay que construir, el problema no son los partidos en esencia sino quienes los construyen, en últimas.
A este analista político le aconsejo que lea a Duverger, o a cualquier constitucionalista, porque el tema de los partidos políticos se lo enseñan a uno en primer año de Derecho.
El partido político debe ser ideológico, debe ser crítico, debe ser participativo, debe ser democrático, debe inspirar liderazgos, debe fiscalizar. Los partidos políticos son y serán útiles mientras exista la democracia, la tecnocracia ignorante debe leer un poquito más para no decir bestialidades, porque hay tecnócratas sabios y otros ... no tanto.

4 comentarios:

elvanguardista dijo...

Quizá aludía, el comentarista que citas, a un hecho fáctico, es decir: hoy por hoy, los partidos son dinosaurios, incapaces de aglutinar a nadie, con grandes deficiencias programaticas, anquilosados en un esquema leninista de organización, en el que prima la idea del militante, no obstante ello, se encuentran cada vez menos ideologizados, etc . No digo que esto sea bueno o malo, sino que sucede.

En ese sentido, y de cara a ese escenario, es factible decir: "no los necesitamos", o que "la politica se hace sin partidos".

Entiendo bien lo que dices, y lo comparto, no obstante ello, trato de ver los argumentos del contrario a la mejor luz posible.

En Perú, durante los 90's la políticas se hizo sin partidos, y los partidos fueron incapacez de leer las demandas sociales y plantear proyectos de largo aliento. El resulto bien lo conocemos, pero de que se puede... se puede (sirve de ej. el APRA, que durante los 90's no paso del 1 o 2% en las nacionales, y tuvo que volver Alan, en el 2001, para que sea una fuera... esos son los partidos?, entonces, los necesitamos!?, quiza a eso se refiere, pero no a que sean malos per se, sino a q estamos frente a un reto, una posibilidad.

un abrazo,

m.

Candidatos congreso dijo...

Qué buen comentario el de elvanguardista. hace poco leí un postrelacionado con esté tema en una página web de elecciones dedicada no solo a los temas de las elecciones presidenciales sino también a las elecciones de congresistas, alcaldes y gobernadores, en la cual encontrarán información muy completa sobre candidatos colombianos, política y demás noticias relacionadas con las elecciones del 2010.

Guillermo Palanco Puga dijo...

Me temo que la opinión, buena o mala, sobre los partidos políticos, cualquiera que sea esta, no puede fundarse en una lectura o en un desconocimiento de Duverger.Incluso los que, académicamente, hemos leido a este autor podemos, y lo lamento, no reconocer en los partidos políticos lo que aquél decía sobre los mismos, o incluso cuestionar la función que estaban llamados a representar en una democracia.
Actualmente, y aunque el tema vaya por barrios (léase países), los únicos que pueden tener un interés, llamémosle legítimo, de defenderlos, son aquellos que de algún modo pueden lucrarse con su pervivencia. La experiencia nos demuestra todos los días que esto es así; aunque, quizás, a la luz de lo que decía el gran Duverger, aquellos que discrepemos del credo, podamos merecer ser tildados del modo en que sugieres en tu post.
Un abrazo muy cordial de un compañero desde España.

Anónimo dijo...

gratzias por la ayuda muy buena