Los mejores abogados

He visto en algunas revistas las listas de los mejores abogados o de las mejores firmas de abogados, lo cual me ha llevado a reflexionar sobre el perfil del buen jurista.

Un buen abogado es aquel que conoce la ley y la jurisprudencia, aquel que ejerce su profesión con honestidad, y sobretodo aquel que tiene un compromiso con el medio en el que vive, y por lo tanto busca la justicia y la verdad.

¿ Es éste el perfil de los buenos abogados que tenemos en nuestro medio ? Yo pensaría que en ciertos casos sí, pero en la mayoría no. Para la sociedad el buen abogado es quien ha llegado a acumular mucho dinero y riqueza, el que tiene mucho renombre así sea participando en escándalos o en situaciones que generan publicidad excesiva, el que tiene muchos postgrados y sabe hablar muchos idiomas, o el que defiende a los más poderosos de forma independiente de si las causas son justas o no.

Nuestra profesión se encuentra en crisis así no lo queramos reconocer, la imagen que tiene la sociedad del papel del abogado no siempre es la mejor, hay muchas facultades de Derecho, la ética se deja en un campo secundario del ejercicio profesional en ciertas ocasiones, y lo peor y más preocupante: se ha perdido la función esencial del abogado en su comunidad.

Cuando estaba en primer año de Derecho, un profesor me preguntó sobre mi proyección profesional hacia futuro, y yo le contesté: " Quiero ayudar a resolver problemas", el profesor se burló de mí en frente de todos mis compañeros y dijo: "Me imagino que desde pequeño usted siempre ha querido resolver problemas" lo que causó hilaridad en el auditorio para mi disgusto.

Lógico, en el ámbito profesional los abogados ya no son juristas, salvo contadas excepciones, porque la excesiva especialización ha llevado que los profesionales del Derecho se centren en un nicho determinado del ordenamiento jurídico, se sepan de memoria los artículos correspondientes, y cobren los correspondientes honorarios.

En Roma, los ad-vocatums, personas honradas y de mucha cultura ejercían la labor de defensa jurídica de manera gratuita, hoy en día el Derecho es muy lucrativo para muchos, y bienvenido que así sea, pero no podemos descuidar que el objetivo de nuestra profesión es buscar la justicia en la sociedad para que se establezca la armonía y la paz.

Los abogados somos arquitectos de la sociedad, decía un notable jurista colombiano ya fallecido, ¿pero de verdad estamos los abogados ayudando a construir una mejor sociedad? algunos responderán que sí, pero yo quedo con la duda.

El ordenamiento jurídico es cada vez más complejo, y las personas necesitan cada día más de un abogado, pero ¿ eso será bueno para la sociedad ?, un ordenamiento jurídico extenso y complicado lleva por consiguiente a la inseguridad jurídica, y por lo tanto al desorden y al desastre.

La humanidad de nuestros abogados es un punto que he querido tocar, refiriéndome a la responsabilidad social. En las páginas web de algunas firmas y bufetes nota uno un acápite llamado así "responsabilidad social", y consiste en la ayuda probono que dan algunos de esos bufetes a organizaciones que ejercen la filantropía. Me parece muy conveniente esta labor, pero ojalá no sea por pura imagen o porque está de moda.

La filantropía en el Derecho es un punto vital para fortalecer nuestra profesión, pero ¿dónde está?, yo creo que en un espacio muy secundario. Servir en algunos casos probono (sin cobrar honorarios) es sólo una muestrica de un ensayo de querer practicar la filantropía.

Nuestras sociedades necesitan abogados comprometidos con su entorno, y no únicamente para que saquen unas cuantas monedas y den limosna para acallar las voces de la conciencia. El abogado tiene una misión y es estar al servicio de la justicia y de la verdad, ésa es la verdadera filantropía, lo otro no es más que un ropaje de publicidad muy conveniente para atraer más clientes. Con esto no quiero decir que todas las oficinas o bufetes de abogados que practican el ejercicio probono o en sus páginas web que hablan de la responsabilidad social sean ajenas a la verdera filantropía, ya que eso sólo lo saben los mismos abogados y su conciencia, sin embargo, en el ámbito profesional los que estamos dedicados al Derecho sabemos quién es quién, o al que le caiga el guante que se lo chante (como alude el dicho popular).

Los mejores abogados son aquellos que muchas veces no tienen mucha riqueza material pero el ejercicio de su profesión es impecable, son aquellos que sirven a su sociedad de manera realmente útil anteponiendo la justicia y la verdad antes que el poder y el dinero. Los mejores abogados son aquellos que tienen una conciencia de pertenecer a una humanidad, y obran con humanidad, sabiendo que nuestra existencia en esta tierra es momentánea y que lo único que nos llevamos, como decía el inmolado jefe liberal Luis Carlos Galán, es lo que damos. Los mejores abogados son los que tienen como premisa: el servicio a su país, a la humanidad, y dejan en segundo término las ganancias en sus cuentas bancarias.

Un nuevo abogado, el mejor abogado, es el que busca todo lo dicho, ¿se estará cumpliendo con todo esto? ¿ de verdad?, a mi pesar creo que no , la competencia, la deshumanización de la profesión, la super-especialización, la sobrevaloración del conocimiento técnico por encima de los valores humanos, están poniendo a los abogados en una situación muy incómoda. En uno de los capítulos de la serie "Los Simpsons", alguien se preguntaba cómo sería el mundo sin abogados, y la imagen era mitad cómica y mitad devastadora, ya que aparecían todos cogidos de la mano, felices, y el arco iris de fondo. Una sociedad que ve a los abogados como seres que se enriquecen pero que no cumplen una labor constructiva, es una sociedad que cada día verá a los abogados como males necesarios, y en últimas, como males. Eso no lo podemos permitir, los mejores abogados debemos actuar de inmediato para impedir esa inercia, invitar a dar un giro al timón del ejercicio de la profesión, y demostrar que los abogados son útiles y seguirán siendo útiles, y no porque el ordenamiento jurídico sea complejo, sino porque son seres que de verdad buscan construir una sociedad armoniosa y justa.

Al leer estas palabras muchos esgrimirán una sonrisa, como la de aquel profesor que en primer año de carrera se mofó de mí por pensar esto. No me importa, porque creo que los mejores abogados sí sabemos a lo que me refiero.
 

34 comentarios:

dr. jekyll y mr. hyde dijo...

Excelente reflexión, y más si se tiene en cuenta que quien la escribe es abogado.
Ahora que la "fama" que tienen no creo que sea gratis, de todas formas no son todos, y siempre es bueno encontrar quien piense y actue diferente.

Francisco dijo...

dr Jekyll y mr hyde: Gracias por tus palabras. Tratando de reflexionar sobre un tema delicado, saludos.

Dr: Gilberto Antonio Andrea Gonzàlez dijo...

Excelente articulo Dr: Francisco Bermudez Guerra, usted ha hecho un tratado de Deontologia Jurìdica con èste Articulo,siempre he creido necesario que se promueva en la sociedad al Tipo de Abogado que la dignifica el cuàl es evidentemente el que necesita, basta ya del oscurantismo Jurìdico,necesitamos màs etica y màs disciplina, la Moral y la Justicia deben ir agarrados de la Mano ,lo Felicito sinceramente porque creo que usted con su fino criterio està contribuyendo a la formaciòn del Nuevo Abogado que nuestras sociedades piden a gritos.

Cordiales, Saludos !!!

Dr: Gilberto Antonio Andrea Gonzàlez
ABOGADO-U.C.A.B.

Francisco dijo...

Doctor Gilberto Antonio Andrea Gonzalez: Muchas gracias por sus palabras. Tratando de poner un granito de arena para beneficio de nuestra profesión. Cordial saludo.

Javier Luna dijo...

Algo que los abogados tienen bien aprendido es la frasesita esta: “Nunca trasmitas todo lo que sabes”.

La clave de este retroceso es el egoismo.

Entre los abogados perdura aun aquel perjuicio que se tiene por no dar a conocer publicamente todo lo que saben sobre un determinado tema juridico so pretexto de que nadie le estaria pagando sus honorarios por aquel asunto en particular.

Si se llegase a entender que aquello va en contra de una evolucion y el crecimiento de una ciencia como el Derecho, que hoy da pasos lentos, pues habremos avanzado bastante.

Luego entonces, la pregunta sera, ¿solo a traves del dialogo presencial con un potencial cliente se podra cultivar este crecimiento?

Los medios electronicos brindan herramientas, como el blog, donde puedes llegar a mas personas con un unico esfuerzo a la vez.

El blog es el mecanismo que te permitira tener presencia en la Internet en funcion a tus conocimientos y puntos de vista, y de esta manera vulnerar los limites fisicos en el plazo inmediato para llegar a gente que antes no hubieras podido llegar.

Se debe promover que mas abogados creen su blog.

Francisco dijo...

Javier Luna : estoy de acuerdo con tu apreciación, todos los abogados deberíamos tener un blog, para un mayor y mejor diálogo, saludos.

Dr. Lafferranderie dijo...

Francisco:
Es bueno que se sepa que existen más de una raza de abogados, es bueno que se sepa de que también queremos mejorar el mundo, es la profesión más descreida para hacerlo, pero es la que tiene más potencial. Salud ad-vocatums !

Anónimo dijo...

NELSON JAVIER ZABALA C:

SOY ESTUDIANTE DE DERECHO DE 3 AÑO EN UNA DE LAS MEJORES UNIVERSIDADES DEL PAIS, LA UNIVER4SIDAD LIBRE DE COLOMBIA; RESPECTO DEL ARTICULO PUBLICADO HONORABLE DR. FRANCISCO BERMUDEZ, QUE PALABRAS TAN ESPECIALES, AGRADABLES E INTERESANTES , ADEMAS, ES IMPORTANTE QUE USTED PRETENDA DIGNIFICAR NUESTRA PROFESION Y HACERLE VER A LA SOCIEDAD QUE LA FIGURA DEL ABOGADO HONESTO E INQUIETO COBRA RELEVANCIA CON LA SOCIEDAD Y LA DE JUSTICIA.

Francisco dijo...

Nelson Javier : Muchas gracias por sus palabras, aquí tratamos de construir, saludos a usted y a todos los estudiantes de Derecho de la U.Libre.

LAFRANCHI dijo...

la verdad me alivia que haya gente que piense asi, soy estudiante de derecho y me siento representado en tus ideas, tuve una anecdota parecida con un pofesor y todos los dias que entro en el aula m doy cuenta de la indigencia moral de algunos profesores, yo no creo que haya peores ni mejores, hay abogados y hay inmorales que lucran.Un gran saludo

Francisco dijo...

la franchi: De acuerdo contigo, bienvenido por acá, saludos.

Hernando Javier dijo...

Bueno llego tarde a esta entrada. Soy docente en programas de derecho, he dedicado mi esfuerzo a la docencia del derecho y a una que otra asesoría para no desligarme del mundo real. Algunos me dirían, que soy un fracasado ya que en la docencia no se hace dinero. Bueno puede que no se haga dinero, pero evidentemente es una vida exitosa. Giorgio Lombardi, un gran jurista Italiano, en su libro de derecho comparado decía que un jurista necesita saber Historia, Filosofía y derecho comparado, áreas que lo diferencia de un técnico jurídico. Saber manejar técnicamente una norma o un tema nos convierte en técnicos del derecho, y la verdad eso lo hace cualquier persona con un buen razonamiento lógico; pero la principialistica, la ética; ver en la norma más que palabras, desentrañar lo justo o injusto de la misma eso nos hace juristas.
Pero, en ocasiones los estudiantes, lamentablemente las más, consideran que el buen docente es el que les enseña tips para ganar procesos, pero el problema es que no los prepara para cambiar el mundo. El buen jurista es el que respeta en todo sentido la otredad y aporta de si para respetar, vivir lo que dice que aplica, es decir, el derecho.
En cuanto a la fama, es en la práctica una profesión desagradecida en cierto sentido, ya que no lograr todo lo que quiere el cliente inmediatamente nos convierten en malos abogados, y por ende en ladrones, ya que el pleito se perdió no por la cadena de hechos acumulados que se probaron en el proceso, sino por la falta de habilidad del abogado. Triste.
PD: También existen los profesionales trafugas... Esos deben ser erradicados.

Francisco dijo...

Hernando Javier : Totalmente de acuerdo contigo, somos juristas mas no técnicos jurídicos, una buena reflexión sobre la docencia y el ejercicio del derecho, saludos.

Ana dijo...

En un abogado se deben reunir los conocimientos técnicos,la educación, la buena actuación, y sobre todo los valores. Saludos a todos.

Anónimo dijo...

excelente refleccion,profecionales como ud. hacen que me sienta animado para desarrollar mi profecion...soy un joven rcien graduado de licenciado en ciencias juridicas en la univercidad nacional autonoma de honduras (U.N.A.H)un pais de bello barro pero en manos de malos alfareros en su gran mayoria...SALUDOS DESDE HONDURAS¡¡¡

Anónimo dijo...

ME LLAMO SERGIO PIÑA, SOY DE MÉXICO. UN GRAN PROFESOR MIO TIENE IDEAS SIMILARES A USTED. SU NOMBRE ES ADRIAN TORRES TRUEBA, EL HA LLEVADO CASOS SUPER DIFICILES Y FAMOSOS. JAMAS DA ENTREVISTAS NI SE HACE FAMA CON LOS MEDIOS. ES UN DEFENSOR PLENO DE LA DIGNIFICACION DE LA ABOGACIA.

paulina dijo...

Yo considero que la realidad es bastante palpapable, pero yo como estudiante pienso que si queremos otra diferente, nos corresponde tanto abogados como a la sociedad en general consientizar y poner nuestro granito de arena en lo que creemos imposible,para que sea posible, osea un mundo con mas valores!!!!!att. Aldara paulina (UNAM)

Carla dijo...

Me parece increíble encontrar un abogado con esa forma de pensar. Soy chilena y sería la mujer más feliz del mundo si un abogado de mi país me ofreciera ayuda en estos momentos sin cobrame un peso (que obviamnete no tengo, si lo tuviera lo pagaría).

Que tu corazón se llene de dicha contribuyendo a la vida de muchos :), lema que además debiera ser de cada habitante de la orbe...

Juankmu dijo...

por jesucristo!! esta entrada de blog debería ser la lección inaugural de cualquier facultad de derecho!!. Como abogado recién graduado de la Pontificia Universidad Javeriana, y como bloguero (sobre todo bloguero) le doy un 10 a su entrada porque me ayudó a recobrar la fé en la profesión. (estaba pensando en dedicarme a otra cosa). Gracias por estas palabras, Doctor.

Francisco dijo...

Juankmu: Gracias, se hace lo que se puede, ojalá sea un aporte para nuestra tribulada profesión, saludos.

ABovino dijo...

Estimado Francisco:

Había leído este post hace tiempo y me había gustado mucho, lo que no sabía es que había generado tantas respuestas. Bien la remake. Abrazo, AB

Ricardo Aguado dijo...

Muy buen razonamiento. En México hay pocos abogados así, yo recuerdo al Doctor Burgoa, en paz descanse. También al Licenciado Gómez Higuera, a Torres Trueba, Pedro del Río.
Muy éticos y responsables. Cero publicidad amarilla se hacen, siendo para mi de los mejores penalistas.

Javier García de Tiedra González dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con tu reflexión. Yo ahora estoy cursando primero de Derecho y también me paro muchas a pensar si realmente los abogados ayudan por lo general o no a hacer de este un mundo mejor...

En fin bueno supongo que cada uno podemos aportar nuestro granito de arena :) Me gusta mucho tu blog, esta muy bien ;)

FranciscoB dijo...

Javier: muchas gracias por sus palabras, bienvenido por acá siempre.

Manu dijo...

Antes de nada, enhorabuena por el blog, acabo de descubrirlo y me pareció muy interesante la reflexión.
Ante la cual, he de decir, muestro cierta discrepancia. Yo no soy abogado, soy un mero estudiando de Derecho, pero, creo, me ha bastado para darme cuenta de que los tiempos han cambiado y la figura del abogado ha pasado de ser un "arquitecto de la sociedad" (me gustó mucho esa expresión) y un buscador de la justicia, a ser una mera herramienta para evitar la indefensión de los sujetos ante el ordenamiento.
En mi opinión son otros, empezando logicamente por el Poder Legislativo y Judicial, especialmente, los que deben velar hoy día porque prevalezca la justicia.
Los jurístas o, como bien dices, los ya hoy "meros especialistas" en una rama del derecho, deben, eso sí, mantener para sí una serie de valores como la ética, la moral, la rectitud en el ejercicio de sus funciones y, esto siempre, una calidad suprema en sus intervenciones buscando la salvaguarda de los derechos de sus representados.
Es, desde luego, un tema que da para mucho debate. Como estoy en trámites de abrir un nuevo blog sobre el ámbito del estudio del Derecho, aquí en España, le dejaré algún link con la dirección para que podamos intercambiar ideas y, como no, debatir sobre el derecho comparado.
Ha sido un placer el descubrimiento de su blog, la posibilidad de mantener un diálogo con usted y una satisfacción el poder debatir sobre esta amada materia con alguien que ya se dedica a ello.
(Si me lo permite me encantaría poner un link con la dirección de su blog en el mio propio para que mis lectores tuvieran un acceso rápido a tan buena información)
Un saludo para todos.

Salvador Sánches dijo...

Yo creo que el maestro Adrián Torres Trueba es un jurista en toda la expresión de la palabra, piensa muy similar, además es uno de los defensores de la prevención del delito y gran penalista. Muy bien hecho y muy ético. Al igual que el Licenciado Herminio Blanco o Joaquín Acevedo.

Anónimo dijo...

Excelente .
Abogados como usted son los que deberían haber en Colombia y en todas partes . lastimosamente nuestra profesión en la actualidad esta así llena de corrupción . comentarios como el suyo me llenan de fortaleza y alegría al saber que hay personas éticas y con pensamientos diferentes que realmente pueden hacer cambiar un país!

Andrea dijo...

Buen dia Dr. Francisoc felicitaciones por brindarnos sus reflexiones, soy una usuaria que requiere saber el procedimiento para demandar en alimentos al padre de mi hija y no tengo dinero para contratar a un profesonal sino hasta cuando el padre pague los alimentos, usted me podria colaborar para saber que debo hacer Gracias

FranciscoB dijo...

Andrea: Le sugiero que consulte con el Consultorio Jurídico de la Universidad del Rosario www.urosario.edu.co, o con la doctora Patricia Arrázola en http://legalfamily.net , saludos.

Anónimo dijo...

"el mejor abogado que conozco es esteban cachaza" un az

Litografía Bogotá dijo...

Creo yo que la élite de los abogados de nuestro país (Lombana, Granados,De La Espriella, por nombrar el top)demuestran un perfil totalmente insospechado a lo que la sociedad tiene en el imaginario colectivo, creo que por su capacidad de comprender las situaciones, por su sensibilidad y congruencia están donde están, porque saben aprovechar los momentos y también saben como proceder.

Alvarez y Rodríguez, LLC dijo...

Buen artículo me gustó mucho. Pero todo lo que comentamos aquí sabemos ya como es la vida de un abogado y cuál es nuestro deber.

Abogados en Colombia dijo...

agradezco por esta reflexion que compartes es un gusto visitar tu blog, saludos.

Anónimo dijo...

Le felicito por esta reflexion y me uno a ésta, porque es la misma reflexion que yo me hago como jurista luego de haber estudiado en dos paises diferentes y en idiomas distintos, el buen abogado es que el sirve antes que ganar una suma dinero, eso va en el alma y son pocos me incluyo los que contamos con ese privilegio. Gracias.