¿VUELVE LA COOPTACIÓN A LAS ALTAS CORTES?

Dentro de las propuestas para la reforma constitucional que presentará el actual gobierno se encuentra la de volver al sistema de elección por cooptación para los magistrados de las altas cortes.
Antes de la vigencia de la Constitución de 1.991 estaba vigente este sistema para la elección de magistrados de la Corte Suprema de Justicia y del Consejo de Estado, sin embargo, con la promulgación de la nueva constitución se pasó a un sistema de semi-cooptación donde el Consejo Superior de la Judicatura elabora una lista de posibles candidatos para llenar las vacantes en estas corporaciones de justicia, y la entidad que tiene las vacantes escoge dentro de la lista a quienes deban reemplazar a los magistrados salientes.
Lo que se propone, según ha trascendido en los medios de comunicación, es el retorno al sistema de cooptación puro, esto significa, que el Consejo Superior de la Judicatura ya no intervendría en la elección de nuevos magistrados de las altas cortes.
Algunos han dicho que esto cerraría los espacios para que algunos juristas llegaran a estas instancias de justicia, sin embargo, creo que este argumento no es riguroso para demeritar la figura de la cooptación, ya que dependería de la alta corporación si hace una especie de concurso para llenar las vacantes o si por el contrario hace una elección discrecional. Nosotros estaríamos de acuerdo con que las altas cortes hicieran unos procesos abiertos para que cualquiera que tuviera los requisitos pudiera ocupar las vacantes en estos organismos.
El sistema de semicooptación se implementó en 1.991, entre otras razones, según se comenta en los medios académicos, por la preocupación de que un hecho calamitoso acabara con los magistrados de las altas cortes, y no dejara a ningún miembro que pudiera llenar las vacantes, ya que después de la toma del Palacio de Justicia en 1.985, varios magistrados de la Corte Suprema de Justicia y del Consejo de Estado perdieron su vida. Por lo anterior, se pensó en la intervención de otro organismo como el Consejo Superior de la Judicatura para la elección de los nuevos magistrados.
El sistema de cooptación permite que los jueces obren de manera independiente, determina que se elijan personas que sean conocidas por su trayectoria profesional, académica, y personal; así mismo contribuye a que estas corporaciones estén fuera de un virtual campo político, y por lo menos se aseguraría que la rama judicial estuviera funcionando de forma autónoma en sus altas instancias.
La propuesta del gobierno nacional nos parece positiva, así como la pretendida modificación en el cambio de edad de retiro forzoso para los funcionarios de esta rama, ya que la vejez casi siempre trae sabiduría y serenidad para los jueces al momento de fallar, y desvirtúa esa odiosa oda a la juventud.


4 comentarios:

Daniel Mercadal dijo...

Hola, muy bueno el blog, yo estoy empezando uno estos días, y he puesto un enlace al tuyo, me gustaría que lo visites.
Saludos desde Argentina

Francisco dijo...

Daniel : Quedas también enlazado a mi blog, saludos.

Gaviota dijo...

Lamento no estar de acuerdo con la posición acerca de la cooptación. Me parece que son pocos los Magistrados que actualmente pueden demostrar esa trayectoria académica de la cual se habla. Es evidente que la independencia judicial es importante, pero no simplemente por la existencia de la autonomía. La independencia se requiere para que la justicia sea apolítica. Nuestros "honorables" magistrados claramente han dado muestras de lo contrario. Mi posición jurídica y política y sobre el particular es bastante diferente. De todas formas, me gustaría conocer un poco más del porqué de esta posición, para enriquecer el debate.

Saludos, y felicitaciones por el blog.

Urgabonense dijo...

La política al transcurrir de los años se ha corrompido en un solo termino: cooptación, si vemos los magistrados de turno han envilecido los valores de una nación que margina la raíz de una democracia coaccionando el derecho de un pueblo que un día votó, pero que cada vez mas el cohecho subraya en alto relieve casos como el de Yidis medina, Samuel Moreno, Libardo simancas , Alfonso Hilsaca entre otros casos que solo fueron parte de un renglón en una noticia que emboza la maleta de la concusión para aplicar erróneamente el derecho que se apercibe de la complicidad de mandatarios de turno dejando huérfano al estado, por una ley que sangra cada vez a un país en la hecatombe popular, mancillando una constitución que queda con nepotismo invidente a la merced del que un día Juro con la mano sobre la biblia , pero que hoy se mofa de la “justicia “ , dando a luz la hostilidad, como consecuencia de ver por la calles a aquellos que deberían estar presos sin favoritismo constitucional.