Estoicismo vs epicureísmo: ¿Quiénes predominan actualmente?

Los estoicos aceptaban que existía un orden natural. El ser humano a través de su razón debía descubrir las leyes naturales. Los estoicos eran iusnaturalistas, sin proponérselo fueron los primeros filósofos que se interesaron por el tema de la justicia de la norma. De otro lado, los epicúreos no fueron iusfilósofos, pero estaban en total desacuerdo con los estoicos en cuanto al tema de la felicidad del hombre. Para los estoicos los hombres eran felices en tanto y cuanto su comportamiento se ajustaba a las leyes naturales, mientras que los epicúreos afirmaban que el ser humano sólo era feliz si seguía sus instintos y complacía sus deseos.

Los estoicos proponían que el hombre se ajustara a estas leyes naturales, y que para hacerlo debía utilizar todos sus recursos espirituales, mentales y físicos. Los epicúreos afirmaban que el hombre debía satisfacer sus deseos para ser feliz.

En el mundo contemporáneo, el estoicismo no está muy de moda por así decirlo, la sociedad de consumo es más epicúrea que estoica. La sociedad de consumo necesita personas que piensen en satisfacer sus deseos de manera desbordada. La publicidad incita al sexo, al consumo de licor, de comida, de ropa, de electrodomésticos, etc, etc,etc. La sociedad de hoy es totalmente epicúrea. Los estoicos son pocos. Ya nadie cree que exista un orden natural en el universo, salvo los que practican las religiones, pero ese orden natural se lo endilgan a la discreción de una deidad, y no como pensaban los estoicos, a un orden natural no identificado con una divinidad en especial, a pesar de todos los mitos griegos.

En el Derecho ya nadie cree en la justicia de la norma, el iuspositivismo es la escuela iusfilosófica predominante en las escuelas de Derecho del mundo. La justicia dejó de ser una prioridad para los juristas. Ahora sólo se estudia el ordenamiento jurídico, pero no se estudia la justicia como termino abstracto e ideal.

El epicureísmo triunfó, el estoicismo fracasó. Nadie quiere ajustarse a una moral natural, sino que sólo se ajustan a la moral por consenso, esto quiere decir, a los valores pasajeros que impone la sociedad. Lo que hoy está bien, mañana puede estar mal, o viceversa, mejor dicho no hay moral. Sin embargo, las religiones mantienen cierta moral, pero, de cierta forma esa moral religiosa es subjetiva porque se basa sobre principios diferentes. No hay una moral universal porque no hay una religión universal.

A los liberales se les identifica con el epicureísmo, y a los conservadores con el estoicismo, pero, es que en los distintos países ser liberal o ser conservador es diferente. En Colombia, por ejemplo, ser liberal es sinónimo de pertenecer tradicionalmente al Partido Liberal, agrupación política de capa caída en nuestro país desde hace algunos años; y ser conservador significa igualmente pertenecer a esta agrupación política, también de capa caída en los últimos años, pero con poder burocrático a diferencia de los liberales.

En Estados Unidos, ser liberal es creer en el aborto, en la limitación al porte de armas, en la legalización de la droga, y en apoyar un mayor control del Estado sobre la economía. Ser conservador en Estados Unidos significa todo lo contrario: apoyar la restricción contra el aborto, creer en el porte ilimitado de armas, no apoyar la legalización de la droga, y sugerir que el Estado no debe intervenir en la economía.

Por lo tanto, ni los liberales son epicúreos, ni los conservadores son estoicos, de manera universal. El estoicismo simplemente no existe en nuestro tiempo, nuestra sociedad es totalmente epicúrea, y eso está trayendo como consecuencia varios peligros: 1. El libertinaje en materia económica, social, y moral; 2. El declive de los valores humanos para dar paso a unos valores artificiales o ficticios, y 3. El abandono del ideal de la justicia por parte de los juristas.

El estoicismo tuvo una influencia muy grande en Grecia y en Roma, incluso emperadores romanos como Marco Aurelio decían ser seguidores de esta filosofía. Sin embargo, con el declive del imperio romano de occidente vino el declive del estoicismo, y por lo tanto, nuestras sociedades occidentales han caído en manos del más ferviente epicureísmo.

¿Podrá Occidente retomar las ideas de los estoicos? ¿El epicureísmo seguirá degradando al ser humano hasta convertirlo en un cuasi-animal?
Pd: ¿Quieres tener un enlace premium de tu blog o página web ? Aquí te decimos cómo obtenerlo.

11 comentarios:

Juankmu dijo...

no estoy de acuerdo cuando dices que "con el declive del imperio romano de occidente vino el declive del estoicismo" Ya que Roma, al convertirse en imperio, demostró ser muy epicurea y sus habitantes sólo se limitaban a satisfacer sus más bajso placeres para ser feliz, o eso es lo que demuestra la evidencia de sus miles de orgías.

Porl o tanto, creo que el estoicismo está en declive desde antes de dicho declive. Saludos

Francisco dijo...

Juankmu: Puedes tener razón. Aunque el estoicismo, se acabó definitivamente con la caída del imperio romano que también se había vuelto epicureista. Saludos.

Leticia dijo...

Holaa Francisco.
Andaba buscanco información concreta sobre el Epicureismo para un trabajo de filosofía, y verdaderamente tu artículo me ha aclarado muy bien las ideas.

En definitiva me gustó como escribes asi que te sigo.

Un saludo desde España =).

Francisco dijo...

Leticia: Muchas gracias por tus palabras, bienvenida por acá siempre, saludos.

ABovino dijo...

Francisco, no estoy de acuerdo con la demonización que hacés de los epicúreos.

Yo me identifico mucho más con ellos; los estoicos me caen antipáticos (no ellos, sus ideas).

Y no creo que mi conducta sea un camino hacia la degradación.

De todas maneras, muy interesante y provocador tu post. Abarzo, AB

Francisco dijo...

ABovino: No los demonizo, los describo. Creo que un equilibrio de unos y de otros es el ideal, saludos cordiales.

Dionisios dijo...

No estoy de acuerdo con la descripción que se hace del epicureísmo en el artículo. El placer del que hablaba Epicuro no tiene nada que ver con la sociedad consumista de hoy en día, es hasta injusto decir que la sociedad de hoy es epicurea. Epicuro hablaba de un placer intelectual más que de un placer meramente sexual. Ojalá y la sociedad actual fuera realmente epicúrea, viviríamos en una sociedad más equilibrada y menos alienada y supeficial que la que tenemos hoy.

Gusku dijo...

Hola Francisco

Es muy interesante lo que propones, pero según lo que he leído, me ha dado la impresión que confundes hedonismo con epicureísmo.
Los epicures intentar evitar el dolor para llegar a la felicidad; los hedonismos son los que intentan conseguir lo que se desea para llegar a esta.

fbermudezg dijo...

Gusku: No, el hedonismo es una actitud, practicada por por epicureos, de cierta forma ellos son hedonistas. Los estoicos son una corriente filosófica como los epicureos que son hedonistas, ¿entiendes? Saludos.

Angeles Impios dijo...

Los conceptos que se manejan aquí están equivocados. El epicureismo perdió su influencia a partir de la Edad Media por la influencia del Cristianismo al que se le unió el estoicismo. El epicureismo defiende el disfrute de los placeres moderados, más los placeres del alma que los del cuerpo. Epicureismo ni es carpe diem ni es sensualismo.

fbermudezg dijo...

Angeles Impíos: No, no están equivocados, hay que leer bien para saber a qué se refieren estos conceptos, lo que está mal es su lectura del artículo.